Resultado de imagen para casi una novela pdf  https://mividacomounlibroabierto.blogspot.com/2017/09/serie-antes-de-victoria-vilchez-resena.html   




jueves, 4 de septiembre de 2014

Enamorate de una chica que lee

Esta entrada la compartió conmigo mi profesora de lingüística y definitivamente la tuve que compartir en el blog porque se que como yo mas de una se sentirá identificada y buscara a ese príncipe azul que se enamore de una chica que lee. Esta es la pagina que escribió el articulo Enamorate de una chica que lee

"Enamórate de una Chica que Lee…

girl_book_560

Se entiende -y es algo obvio- que la ropa y el calzado son necesarios, incluso a las carteras y a las correas se les encuentra su uso, ¿pero tanto? O sea, tanta ropa, tantos zapatos, tantas carteras. ¿Porqué?

Enamórate de alguien que gaste todo su dinero en libros y que tenga problemas de espacio en el clóset porque ha comprado demasiados. Enamórate de alguien que tenga un librero repleto. Sal con alguien que tenga una extensa lista de libros por leer. Una ávida lectora que siempre lleve en su bolso algo que empezará a continuación.
Sabrás que le gusta leer porque siempre mira amorosamente los estantes de las librerías, es aquella que grita en silencio cuando encuentra el libro que quería. ¿Ves a esa chica tan extraña oliendo las páginas de un libro viejo en una librería de segunda mano? Es la lectora. Nunca puede resistirse a oler las páginas de un libro, y más si están amarillas.
Es la chica que está sentada en Square1, leyendo mientras espera por alguien o mientras espera la siguiente clase en la Universidad de en frente. Si le echas una mirada a su vaso, verás que el Frappé ha adquirido una textura un tanto natosa, se ha vuelto prácticamente agua porque ella está absorta en la lectura, perdida en el mundo que el autor ha creado. Siéntate a su lado. Es posible que te eche una mirada llena de indignación porque la mayoría de las lectoras odian ser interrumpidas. Pregúntale si le ha gustado el libro que tiene entre las manos. Pregúntale qué tal va.
Invítala a otro Frappé (o algo más ligero) y dile qué opinas tú de Paulo Coelho. Averigua si fue capaz de terminar el primer capítulo del desastroso libro 50 Shades of Grey y sé consciente de que si te dice que entendió el Ulises de Joyce lo hace solo para parecer inteligente. Pregúntale si le encanta Alicia o si quisiera ser ella.
Es fácil salir con una chica que lee. Regálale libros en su cumpleaños, en Navidad, en San Valentín y en cada aniversario. Regálale un Kindle repleto de libros digitales. Dale un regalo de palabras, bien sea en poesía o en una canción. Dale a Neruda, a Pound, a Sexton, aCummings, a Benedetti y hazle saber que entiendes que las palabras son amor. Comprende que ella es consciente de la diferencia entre realidad y ficción pero que de todas maneras va a buscar que su vida se asemeje a su libro favorito. No será culpa tuya si lo hace, pero le podrías facilitar mucho las cosas.
Miéntele, si entiende de sintaxis también comprenderá tu necesidad de mentirle. Detrás de las palabras hay otras cosas: motivación, valor, matiz, diálogo; no será el fin del mundo.
Fállale. La lectora sabe que el fracaso lleva al clímax y que todo tiene un final, pero también entiende que siempre existe la posibilidad de escribirle una segunda parte a la historia y que se puede volver a empezar una y otra vez y aun así seguir siendo el héroe. También es consciente de que durante la vida habrá que toparse con uno o dos villanos.
¿Por qué tener miedo de lo que no eres? Las chicas que leen saben que las personas maduran, lo mismo que los personajes de un cuento o una novela, excepción hecha de los protagonistas de la saga TWILIGHT.
Si te llegas a encontrar una chica que lee, mantenla cerca y, cuando a las dos de la mañana la sorprendas llorando y abrazando el libro contra su pecho, prepárale una taza de chocolate y consiéntela. Es probable que la pierdas durante un par de horas pero siempre va a regresar a ti. Hablará de los protagonistas del libro como si fueran reales y es que, por un tiempo, siempre lo son. Entiéndela. Interésate.
Le propondrás matrimonio durante un viaje en globo o en medio de un concierto de rock, o quizás formularás la pregunta por absoluta casualidad la próxima vez que se enferme; puede que hasta sea por Skype. De cualquier manera sería especial.
Después de las apasionadas sesiones de amor conyugal, un poema estará a la ley del día o quizás muestras de afecto con palabras originales susurradas al oído. Dormirán con una sonrisa y despertarán aún más enamorados.
Cada día sonreirás con tal fuerza que te preguntarás por qué tu corazón no ha estallado todavía haciendo que la sangre ruede por tu pecho.
Escribirás la historia de ustedes, tendrán hijos con nombres extraños y gustos aún más raros. Ella les leerá a tus hijos The Cat in the Hat y las historias de Aslan y Narnia, tú les leerás las historias menos espantosas de Stephen King. Cuando los niños sean mayores, la colección de Harry Potter y la trilogía de El Señor de los Anillos no faltarán en el estante.Scrabble sería el juego de mesa preferido en el hogar.
Enamórate de una chica que lee porque te lo mereces. Te mereces una mujer capaz de darte la vida más colorida que puedas imaginar. Si solo tienes para darle monotonía, horas perdidas y propuestas a medio cumplir, te vendrá mejor estar solo. Pero si quieres el mundo y los mundos que hay más allá, enamórate una chica que lee.
Ya sea ficción, no-ficción, literatura contemporánea, romance, biografías o textos que tengan que ver con su carrera o su trabajo, la mujer que lee a menudo sabe dar dimensión a su vida. Maneja un vocabulario impecable y se expresa con suma facilidad. Es segura de lo que quiere y a quien quiere en su vida. Es una mujer que se nutre día tras día y ejercita su cerebro. Se mantiene joven, interesante y la conversación nunca es un problema.
¿Te atrae todo lo expuesto aquí? Entonces, enámorate de una chica que lee y trata de no quedarte atrás y empieza a leer."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diseño por Wawas Orangetree. Con la tecnología de Blogger.